La pasión es buena, pero mejor es tener propósito

La pasión no es sinónimo de éxito. Relacionamos la pasión con aquellas cosas que nos aportan felicidad y alegría, pero no tanto con la perseverancia. Y es por ello que Jachimowicz señala que aquellas personas que únicamente siguen la pasión en su trabajo, tienen más probabilidades de abandonarlo en menos de un año.

Si defines bien tu propósito, conseguirás tus objetivos

La pasión no es sinónimo de éxito, lo es la perseverancia.

Angel María hace referente a un artículo de Harvard Business School que habla sobre la relación del éxito profesional, la pasión y la perseverancia.

En resumen, la pasión es pura emoción, pero no es suficiente ni condicionante para tener éxito en el trabajo o el objetivo que nos impongamos.

La clave es tener un propósito claro que nos sirva de guía hacia dónde queremos ir. El propósito es la brújula que nos da una dirección y nos enfoca en hacer lo importante y no lo divertido.

La pasión busca emoción, diversión y vorágine. El propósito es más racional y nos indica lo importante del hacer cosas y gestiones que a veces no son placenteras, pero sí necesarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .