Cómo escribir un buen título

Hace 20 años estaba sentado en clases de redacción en la universidad. Era la tercera ocasión en menos de dos semanas que el profesor mostraba un detallado análisis de cómo titular una nota periodística.

En ese momento, mi juventud no me dejó comprender cómo era posible desmenuzar tan detalladamente el título de una nota periodística.

Palabras, sentido, entonación y finalidad eran algunos de los aspectos que se consideran para tener un buen título.

Pantallero estrellero

Veinte años después, comprendo que escribir un buen título es la base de un buen artículo.

No necesitas ser periodista o escritor de profesión, para ofrecer a tus lectores un título potente, claro y atrayente.

El título es tan importante como el resto del artículo

El titular es la primera impresión, el primer acercamiento que tiene tu lector. Sólo tienes una oportunidad de atraer su atención.

Por eso es tan importante el titular.

Todos los titulares tienen que provocar entre los lectores una sóla pregunta ¿Estoy intereado en seguir leyendo? La respuesta tiene que ser que sí.

Por eso te ofrezo algunos tips que he aprendido durante estos años.

Un gran titular tiene los mismos elementos siempre

Un buen titular “vende” tu artículo en pocas palabras.

Su corazón está en un verbo conjugado. Si no tiene un verbo, no es un titular, es un letrero.

Un buen titular entrega el contexto necesario para saber de qué se trata el artículo.

Un buen título resume la esencia del artículo completo. Un buen subtítulo resume claramente qué se contará en los párrafos siguientes.

Ten en cuenta estas consideraciones al escribir un titular

Se directo. Los títulares ambiguos generan muchas preguntas o dudas. Recuerda que la única pregunta que debe formular el lector es ¿Estoy intereado en seguir leyendo?

Usa palabras sencillas. Evita jerga excluyente, términos rebuscados y figuras poéticas para el titular. Utiliza lenguaje común y corriente bien escrito. Usa palabras que las personas entiendan y estén familizaradas.

Focaliza lo más interesante del artículo. Asegúrate que el título haga referencia al corazón mismo del texto.

Cumple la promesa del titular. Es decir, responde a la pregunta esencial. Evita que las personas se arrepientan de leer tu texto. Un buen titular genera expectativas acerca de su contenido. Asegúrate que reciban lo que esperan.

Una manera sencilla de escribir un buen titular es formularte estas preguntas:

Preguntas a formular cuando escribas un titular

¿El titular es claro?

¿El titular especifia el tema del artículo?

¿Cumple con las expectivas que tiene la gente?

¿El titular genera o puede provocar confusion?

Las tres primeras son un Sí. La cuarta, es un No. En ambos casos la repuesta debe ser rotunda sin dejo de duda.

Evita estas prácticas al crear un titular

Lo básico: No escribas con letras mayusculas. Tampoco el titular puede ser un enlace. No utilices malas palabras o groserías (aúnque quieras hacerlo divertido).

Un titular es atrayente, pero no promete algo falso.

No infles los títulos, es decir, no exageres para atraer la atención. El título es el reflejo de la información que vas a entregar.

No ofrezcas titulos muy emocionales para incentivar el click. Se real con la informacion que ofreces.

Lo poético o las ironías en el título son difíciles de comprender o aceptar por las personas. Evítalos.

No uses preguntas obvias para el titular. Formula preguntas que respondes en el desarrollo del artículo.

No titules con juicios de valor. Las opiniones van más abajo y deben tener un sustento bibliográfico o de fuentes calificadas.

Resumen

Un buen título cumple con las expectativas del lector, es atrayente, incita a la lectura y cumple con lo que promete.

Un título efectivo utiliza palabras sencillas, resume la esencia del artículo y ofrece una ventana para que las personas avancen en la lectura.

Si te gustó este artículo y estás interesado en conocer las novedades de este sitio, puedes suscribirte directamente a Hitonorte. Sólo tienes que ingresar tu email acá.

La Pirámide invertida: Escribir para la audiencia en una página web

La pirámide invertida es un estilo de redacción utilizado en periodismo y que es considerada la base angular de esa profesión. Nace como una herramienta destinada a priorizar la información. Los hechos y datos duros son organizados desde lo más a lo menos importante.

Aunque nació para el periodismo escrito, esta estructura de redacción también es posible utilizarla en el entorno de las páginas web.


  • La Pirámide Invertida es un formato de escritura que resulta funcional a las necesidades del sitio web de una empresa o de un negocio local.
  • La pirámide invertida es la primera estructura de redacción que aprende un periodista durante su carrera profesional.
  • Se basa en una sola premisa: La información más importante va en la parte superior. A medida que avanza el artículo, los datos aportados en el texto van decreciendo en su relevancia. De esta manera, y considerando la rapidez e instantaneidad de los lectores, en un primer vistazo puede acceder al dato más gravitante y quedar informado de lo medular.

En periodismo, la pirámide invertida es una estructura de redacción que permite entregar la información principal en la parte superior del artículo. Visto de otra perspectiva, si fuese un informe, lo primero que se publicaría sería la principal conclusión de ese informe.

Para construir ese primer párrafo, que concentra la mayor cantidad de información, el proceso considera responder las siete preguntas principales que cualquier reportero debe responder en un hecho noticioso.

Quién, qué, cuándo, donde, porqué y para qué. 

Con estos datos se construye el “lead”, la primera pieza de información que resume todo el artículo y que satisface la necesidad de información inmediata del lector.

El desarrollo del artículo, es la seguidilla de datos que complementan ese primer párrafo. La información se ordena en forma decreciente, según la importancia otorgada por el redactor.

El nombre de pirámide invertida responde a la figura de una triángulo con su base está en la parte superior. Lo más ancho, lo más valioso arriba y luego se agrega lo menos importante hasta quedar en la parte más angosta de esa pirámide invertida.

  • Arriba:  Lo que se necesita saber.
  • Abajo: Lo que interesa solo a unos pocos.

Otro aspecto clave es que la Pirámide Invertida sólo utiliza datos duros, evidentes y comprobados. No incluye apreciaciones, consideraciones u opiniones del redactor.

Este formato de escritura es distinto al paper académico, que comienza con un sumario (que enuncia lo que se tratará) para luego ver detalles contextuales, el proceso de la elaboración y al final la conclusión del trabajo desarrollado.

La pirámide invertida nació hace más de cien años y está asociado a los cables telegráficos que se utilizaban para enviar información. Los reporteros en terreno que tenían que enviar la información telegrafiada, concentraban la mayor cantidad de información en el primer párrafo, como una manera de asegurar que llegara la comunicación. Mientras más abajo en el texto, era menos importante, y si había un corte en la comunicación, no era tan doloroso no tener esa unidad de información, ya que lo importante ya había sido transmitido.

Al momento de diagramar el diario, el editor estaba seguro que podía cortar los últimos párrafos, sin poner en riesgo la integridad del texto.

Beneficios al escribir para la web con la pirámide invertida

Esta estructura sirve para los textos en la web, considerando que el lector promedio “escanea” textos y usa el scroll (desplazarse) para dar una primera revisión de la página.

La pirámide invertida entrega la información importante o lo que queremos dejar, en el primer vistazo de nuestro lector.

Ayuda a:

  1. Mejorar la comprensión. El lector capta en pocas palabras de lo que va el texto y se queda con la idea principal en el primer vistazo. Esa primera idea ayuda a orientar y sabrá lo que viene más abajo.
  2. Decidirá si se queda en la página o no.
  3. Disminuye el costo de interacción: El usuario sabrá en pocos segundos si esa página responde a la pregunta que él tiene. Ahorra esfuerzo al usuario porque sabrá en el primer párrafo si le sirve  o no.
  4. Incentiva el scrolling: Al ver el punto principal, despertará el interés para seguir leyendo más abajo.
  5. La pirámide invertida es una estructura lógica de contenido. Así se traspasan las historias: lo medular al principio y luego el detalle. Es una forma natural o lógica para el entendimiento de las personas.
  6. Ayuda a los lectores que hacen skim: Los lectores hacen una revisión rápida y quedan informados de lo que va el texto en general.

¿Cómo utilizar la pirámide invertida para escribir un texto efectivo?

  1. Identifica todos los datos claves a transmitir.
  2. Responde las seis preguntas.
  3. Jerarquiza esa información desde lo más importante a lo irrelevante.
  4. Escribe en forma consistente con los datos. Arma la historia con un primer párrafo contundente y luego desarrolla el resto del artículo, siempre en jerarquía.
  5. Desarrolla un párrafo por cada idea expresada en el lead o encabezamiento del artículo.

Como complemento considera un cierre conclusivo de resumen y también un listado con los puntos relevantes. Esto no es parte de la pirámide invertida, pero ayuda para la página web,.

Conclusión

La pirámide invertida se ajusta a la manera en que podemos entregar la información en nuestro sitio web.

Sirve para informar a nuestros clientes sobre productos en venta, para descripción de servicios o explicación de actividades de tu negocio.

Ayuda a describir productos, empresas y páginas. Permite manejera mucha infomrmación en forma ordenada. Es una manera eficiente de administrar los datos que quieres transmitir a tu público.

También ayuda a uniformar, ordenar y jerarquizar los datos. Es decir, da un mayor sentido de estructura a una página web.

La pirámide invertida es un concepto de estructura textual que proviene originalmente del periodismo: la idea es colocar la información importante en el titular y en los primeros párrafos de una noticia.

NNgroup

Escribe un primer post para el blog de tu negocio local

Escribir el primer artículo de tu post es el último paso de una serie de acciones previas que nos permitirá dar un paso seguro en nuestra estrategia de marketing.

Antes de este paso, es necesario realizar una serie de gestiones, decisiones técnicas y estilos, analizar audiencias y establecer una estrategia de contenido y de trabajo que nos dará forma y las bases para comenzar a crear una base de datos con contenidos útiles y focalizados en los que realmente queremos transmitir y obtener de nuestra audiencia.

Antes de escribir tu post, al menos debiste hacer lo siguiente:

  1. Tener una estrategia de contenido.
  2. Analizado a tu audiencia.
  3. Crear perfiles de tu público objetivos o persona.
  4. Investigar de los temas que quieres escribir

Ahora es el momento que tomes un par de semanas para escribir artículos, revisarlos y almacenarlos en una base de datos. De esta manera podrán de crear un plan de publicación que se prolongue en el tiempo.

Paralelamente debes crear una lista con ideas a desarrollar en artículos futuros. Es probable que cuando estés en el proceso de creación surjan aristas y temas paralelos que dan espacio para otros contenidos.

Tienes que entender que ese proceso nunca termina y que estas en un ciclo de buscar ideas, escribir, derivar nuevos temas, recibir feedback y reformular nuevamente las ideas y artículo.

Considera estos consejos

  1. Al escribir, recuerda que tiene que ser de fácil lectura. Usa imágenes, punteo de ideas, listas y párrafos cortos para expresar las ideas. Asegura que los párrafos sean breves, que posean una sola idea y que la lectura fluya. Tu meta es que la lectura incentive seguir en el sitio, ver otros posts y mantenerse en el sitio. Grandes párrafos de texto espantan a cualquier audiencia.
  2. Imágenes. Si tu post posee una imagen colorida, existe más posibilidad que las personas lean esa pieza de contenido. Usa imágenes, gráficos y videos para alivianar la lectura.
  3. Enlace a otras fuentes. Siempre ten presente en usar enlaces para unir otros textos en el mismo blog o a otras fuentes de información. Esto es importante por dos razones:
    1. La gente quiere saber de dónde proviene la información. La atribución de la fuente es una manera de asegurar credibilidad ante tu audiencia y buscadores.
    1. Siempre los enlaces son una buena manera de llevar al lector a otros contenidos de tu sitio. Recuerda que siempre un lector es un potencial cliente que convertir.
  4. Estrategia de promoción de tus primeros posts. Establece un checklist de la manera en que promocionarás cada post que sea publicado. Debe ser una mezcla entre redes sociales, difusión a través de mail, destacar el articulo en el sitio web.

Escribe un primer post” forma parte de la serie de artículos “Un blog impulsa el crecimiento de tu negocio local “