Etiqueta: twitter

Tres claves para administrar la información de tu negocio o empresa en las redes sociales

Toma el control de lo que ven tus clientes en la red.

Suena ambicioso y casi imposible. Sin embargo, parte importante de la gestión de marketing está en administrar de la mejor manera la información sobre nuestro negocio.

No basta con tener una página en facebook y una cuenta en Twitter. La administración la imagen de tu negocio local va más allá de estas dos redes sociales.

Para ello, te adjunto tres claves que te permitirán avanzar en el complicado trabajo de manejar de la mejor manera posible la información disponible de tu negocio o empresa local.

Actualiza tus perfiles permanentemente

  • Mantener actualizado la información en todos tus perfiles y también en todas las vías de comunicación que existen y que tus clientes pueden utilizar.
  • Mantiene la sincronía entre los teléfonos de contacto, sitio web, redes sociales, email de contacto. Todos estos datos deben estar correctamente indicado y dirigidos hacia un mismo punto desde el cual puedas administrar la información que llega y también lo que quieres transmitir.
  • Recuerda que tus usuarios acceden a tu negocios en forma presencial, desde su computador, teléfonos móviles o tablet. Tienes más de una “ventana” desde la cual pueden acceder. 

Otro aspecto importante: Las imágenes venden y conectan a tu negocio.

Cualquiera que sea el negocio que tengas, las imágenes venderán parte importante de tu negocio:

Muestra con imágenes que hace único a tu negocio. Atrae nuevos clientes con las fotos de tus mejores productos o los más sabrosos platos del menú. (Google my business)

Todo es una conversación

Las opiniones que dejan tus clientes en tus perfiles en redes sociales o en tu sitio web son de gran valor. En primera instancia es feedback que te ayuda a mejorar o saber si están en buen camino. Ya sea una opinión positiva o negativa, recuerda que debes dar una respuesta.

Siempre es bueno mantener una conversación, establecer un diálogo con tus clientes.

Siempre debes estar atento a la aparición de alguna interacción con tus clientes o los usuarios que existen en tus redes sociales.

Conversar con tus clientes, es la mejor manera y directa para crear fidelidad.

Preguntas y respuestas

El listado de Q&A es tan antiguo como el internet mismo. Ha perdurado en el tiempo porque es una herramienta simple, directa y que da solución a las principales interrogante de los cliente.

Crea una página de preguntas y respuestas recurrentes. Eso ayuda a tus clientes a responder fácilmente alguna duda asociada a tu negocio. También permite ahorrar tiempo tanto para el administrador como al cliente.

Identifica a tu público objetivo antes de construir tu plan de contenidos

Es necesario que identifiques a tu público objetivo antes de escribir el párrafo uno de tu primer artículo para tu blog.

Las ansías por empezar te impulsarán a escribir del tema más cercano y que más te motive personalmente. Sin embargo, comprende que el blog nació para promocionar tu negocio local y atraer a potenciales clientes, son ellos el principal foco del trabajo.

Identificar claramente a tu público objetivo es un paso esencial porque determinará el tipo de contenido a crear.

La idea de público objetivo es un concepto amplio y por eso debe aterrizarse y concretarlo en algo real y tangible.

Una manera de aterrizarlo es crear perfiles de personasque pueden ser tus potenciales clientes.

No es posible que tengas a un solo perfil de persona como público objetivo. El lugar donde vives es un espacio amplio con diferentes estilos de vida, grupos demográficos y gente con diferentes intereses y cada uno de ellos puede que ser un potencial cliente.

La clave está en identificarlos y perfilarlos lo más detalladamente posible.

Para eso es necesario un trabajo de investigación que se extenderá por varias jornadas.

Photo by Felipe Furtado on Unsplash
Photo by Felipe Furtado on Unsplash

Perfil de cliente estándar

Considera un perfil de cliente o “Persona”  como un personaje ficticio que representará a un tipo de cliente que deseas tener.

Esta “Persona” te ayudará a comprender mejor a tu potencial cliente, cuáles son sus necesidades, temores, requerimientos y motivaciones. Esa información te facilitará el trabajo para buscar e idear contenidos específicos.

Todos los contenidos que publicarás en tu blog tienen que ofrecer soluciones, ideas y propuestas que satisfagan alguna necesidad de tu potencial cliente.

La idea es que puedas crear más un perfil de “Persona”.

Con esa información será más fácil redactar tus contenidos, investigar nuevos temas y publicar material que atraiga a los potenciales clientes.

¿Qué tipo de información necesitas recolectar para entender a tu persona?

Tienes que crear ese perfil de “persona” y potencial cliente de tu negocio local.

Recuerda que el objetivo es crear una representación ficticia de un cliente estándar. Ese perfil se creará con información real que recogiste durante tu investigación.

Es la mejor manera de tener un contexto para tu negocio. Es un mapa que te permite crear contenido, establecer objetivos y focalizar tus esfuerzos en un punto específico.

Conoce a tu cliente en forma amplia: con sus desafíos metas, datos demográficos, necesidades, temores y esperanzas. Toda esa información te ayudará a crear una estrategia de creación de contenido más atractiva y visible para atraer a nuevos visitantes y eventualmente potenciales clientes y negocios.

Al menos debieras crear tres perfiles que identifiquen a diferentes estilos de potenciales clientes. Cada uno de ellos ponlos en categorías y diseña contenidos para responder a cada uno de ellos.

Para recabar la información base con que crearás estos perfiles, puedes obtenerlos de diferentes vías:

  1. Entrevistas a clientes o a potenciales clientes: Consulta qué necesita, cómo es su día habitual, cuáles son los problemas diarios en su negocio, que herramientas de trabajo ocupa, cuáles son sus desafíos.
  2. Revisa las tendencias en redes sociales. Identifica comportamiento. Dentro de tu rango de negocios identifica qué palabras, ideas o conceptos se repiten en las Twitter o en Google Trends. Averigua de qué están hablando tus potenciales clientes. Revisa sus perfiles, captura sus opiniones y propuestas. 
  3. Encuesta: comienza con tus amigos cercanos y amplia la encuesta con tu base de datos. Pregunta y repuesta sobre los temas que obtuviste en los puntos 1 y 2.
  4. Revisa tu competencia y ve qué clientes tienes: Investiga qué hace, donde están, cuánta gente trabaja con ellos. 
  5. Ordena a tus contactos actuales. Ya tienes una base de datos de teléfonos y emails. Uno siempre reúne esta información en las cuentas de correo electrónico o en la libreta de dirección del teléfono. Ordena esa información, estandariza, agrúpalos y crea perfiles para cada uno de esos grupos-perfiles. Escribe una reseña de cada grupo y clasifícalos.
  6. Clientes actuales. Acércate a tus actuales clientes o antiguos clientes y conversa con ellos sobre el servicio o producto que ofreciste. La escucha activa es clave en este paso.
  7. Posibles clientes. Aún no lo son, pero están en tu mira. Acércate a ellos y consulta sobre sus requerimientos. Averigua más de ellos a través de una búsqueda de internet y averigua qué es lo que necesitan.
  8. Contactos referidos. Estos contactos corresponden a personas que están fuera de tu primera línea de acción. Son personas que conocen tus contactos directos. ¿Cómo encontrarlos? Revisa los perfiles de tus amigos y conocidos en Linkedin. Analízalos y clasifícalos. 

Reunir esta información es clave para crear tus perfiles de personas.

Recuerda que la idea es tener una idea clara a quien tienes como audiencia o a quién quieres apuntar en tu blog. Asegúrate que ese intento de acercamiento sea integral. Parte importante es a través del contenido que publicarás en tu sitio web. Conoce a tu audiencia es una manera de hacer ese contenido lo más efectivo posible.

Ten presente siempre estos perfiles de personas, revísalos, actualízalos y cada vez que creas contenido, pregúntate a que tipo de perfil está dirigido.

Este artículo forma parte de la serie “Un blog impulsa el crecimiento de tu negocio local“: